• Carlos Andrés Bermúdez

Recorridos virtuales en 3D, una nueva y divertida forma de visitar bibliotecas, museos y librerías

Actualizado: 22 abr

Por: Carlos Andrés Bermúdez

Bibliotecólogo Colombiano


¿Quién de nosotros no ha usado últimamente los recorridos virtuales que ofrece por ejemplo Google para planear un paseo, encontrar una dirección o conocer un lugar? Las bibliotecas, los museos, librerías y las organizaciones culturales en general están aprovechando esta tecnología para hacerse visibles y mostrarse ante el mundo.


La evolución y la innovación en tecnología nos ha llevado a tener desarrollos importantes para la ciencias en todos los ámbitos, desde la medicina, la astronomía, la arquitectura, la historia y demás; no existe ninguna que no se haya beneficiado de los avances tecnológicos. Entre estos avances encontramos la creación de los recorridos virtuales en 3D y 4D, tecnología de la cuarta revolución industrial que nos permite visitar manera virtual aquellos lugares en donde no podemos estar de forma presencial.


¿Qué son los recorridos virtuales?


Son una experiencia de realidad virtual que recrea un entorno por donde nos podemos desplazar, recorrer e interactuar libremente, casi como si estuviéramos presencialmente en ese lugar. Según EcuRed: "esta se compone de dos o varias imágenes dimensionales unidas mediante un software especial, creando una imagen interactiva que el concurrente puede controlar mediante el ordenador, visualizándolo en 360°. Lo que permite decir que una visita virtual es lo más parecido a estar realmente en el sitio."


A pesar de ser usados hace muchos años, los recorridos virtuales se hicieron muy populares en tiempo de pandemia, pues permitió que instituciones como museos, bibliotecas o iglesias siguieran recibiendo visitantes virtuales mostrando sus colecciones, exposiciones e incluso productos que les ayudaran a ser sostenibles en tiempos de cierre.


Recorridos virtuales en bibliotecas y museos

Imágenes en 2D: Las imágenes en 2D o bidimensionales tienen longitud y ancho, pero no profundidad como si la tiene el 3D. Son planas, como un dibujo y básicamente usadas para planos e incluso algunos animaciones de videojuegos.


Esta forma de presentar virtualmente los espacios de las bibliotecas fue muy usada, evolucionado luego al 3D.


Imágenes 360º: Las fotos panorámicas o en 360º han existido hace mucho tiempo, nos situamos en una fotografía y saltámos hacia la siguiente guiados por un mapa en el visor lo que limita un poco la visita. Gracias a la tecnología este tipo de imágenes han evolucionado acercando a usuarios y visitantes a detalles tan precisos que incluso no se podrían ver a simple vista aún estando presentes en el lugar.


Recorridos virtuales en 3D: Según el sitio web de BITECA: "Es una tecnología permite llegar a sitios que por alguna particularidad no se pueden visitar, de igual forma puede usarse para crear planes de evacuación, formación o conocimiento." Esta forma de hacer recorridos virtuales fue unida a cámaras con nuevas tecnologías como la de Matterport que incluye una alta definición y calidad de la imagen, haciendo que el recorrido sea más fluido, permitiendo al visitante explorar cada espacio y conocer cada rincón. Además mediante herramientas de la misma plataforma se pueden adicionar puntos de información y elementos multimediales como videos, audios, textos y accesos a páginas web, convirtiéndose en una verdadera experiencia virtual .


También estos recorridos virtuales en 3D permiten ser integrados con Google Street View, visitarlos con visores o gafas de realidad virtual como lo aconseja Julian Marquina para sacarles "mejor partido" y hasta usar herramientas de medición que pueden generen planos del sitio.


Ventajas de un recorrido virtual en una biblioteca


Al enfocar los recorridos virtuales en el sector cultural, específicamente en las bibliotecas, los museos y las galerías, encontramos varias ventajas:

  • Se acerca al usuario a conocer cada espacio y se convierte en un potencial visitante.

  • Se promocionan los espacios para eventos culturales acercando a los potenciales compradores.

  • Muestra de la arquitectura de cada biblioteca, librería o museo y sus espacios de lectura, estudio, encuentro.

  • Se pueden etiquetar los espacios de interés en cada recorrido para informar detalladamente al potencial visitante.

  • Las galerías y museos pueden dejar un documento histórico de sus exposiciones.

En mi experiencia un recorrido virtual ayuda a incrementar el número de visitantes, usuarios y clientes, lo puedes hacer desde tus dispositivos móviles, es interactivo, fácil de usar.


Finalmente, quiero compartir con ustedes algunos que a mi modo de ver son algunos de los más impresionantes de bibliotecas, museos, librerías y lugares en el mundo que vale la pena visitar aunque sea virtualmente. Y definitivamente nada se compara con la experiencia real de visitar un museo o una biblioteca, esta tecnología de realidad virtual es sin duda una herramienta divertida y novedosa que vale probarla.

Te invito a que comentes si conoces otros recorridos virtuales de museos, bibliotecas, librerías o lugares mágicos y maravillosos que quieras compartir y que los demás lectores de este blog no se pueden perder.

 

Carlos Andrés Bermúdez. Colombia.

Bibliotecólogo de la Universidad Javeriana y Especialista en Gerencia Informática de la EAN en Bogotá Colombia.


Amante de las bibliotecas y Co-fundador de BITECA, empresa que trabaja por y para los bibliotecólogos. Orgulloso padre de Martina, apasionado por el diseño gráfico, coleccionista de Star Wars y de automóviles a diferentes escalas.

Redes y contacto: Linkeind: Carlos Andrés Bermudez

Correo: cbermudez@biteca.com

326 visualizaciones