• Daniel Sánchez Máster

Mindfulness una herramienta de enseñanza en tiempos de COVID: Maestros con inteligencia emocional

Actualizado: 30 mar

Por: Daniel Sánchez Máster

Coach profesional


El Mindfulness en el aula, tanto para el maestro y como para los estudiantes, puede disminuir la ansiedad y el estrés, mientras que también enseña a ambos habilidades importantes como comunicar sus sentimientos, llevarse bien con los compañeros de clase y controlar las reacciones; todas estas habilidades que los investigadores en este tema creen que la práctica del Mindfulness ayuda a desarrollar.


Los beneficios de actividades como el yoga, la meditación o los ejercicios de respiración profunda están bien establecidos. Múltiples investigaciones muestran que estos ejercicios reducen el estrés, alivian la ansiedad, mejoran el sueño, evitan enfermedades, reducen la depresión e incluso el dolor crónico. La pregunta es entones, ¿Una práctica como el “mindfulness” o la consciencia plena puede hacer lo mismo en los estudiantes niños y jóvenes?. La respuesta es un contundente si, y los beneficios son enormes pues actualmente son estos quienes pasan por más ansiedad y estrés que antes, especialmente en tiempos de COVID. Y si un maestro entrenado en el tema replicara estas herramientas, se puede crear una cultura de tranquilidad en el aula.


En mi experiencia como maestro, una de las cosas que logré con la práctica del mindfulness ha sido cambiar mi perspectiva haciendo consciencia de los pensamientos, emociones, sensaciones corporales y eventos externos con mayor claridad.


Ahora, ¿Cómo hacemos esto bajo el estrés de una pandemia?, ¿Cómo podemos "ver claramente" mientras que las injusticias y desigualdades crecen aún más? Como profesor, defensor de los derechos humanos y practicante en mindfulness, tengo una perspectiva individual sobre estas dos grandes revueltas.


Si los estudiantes comienzan temprano a cultivar estas habilidades pueden resultar útiles en el camino para contrarrestar el estrés y las distracciones de la vida adulta. De hecho, leí sobre un estudio en curso de la Universidad de Carolina del Norte Wilmington donde los investigadores enseñan a los preescolares posturas de yoga y ejercicios de relajación. Después de sólo dos semanas, estos niños exhiben mejor atención, conciencia, gratitud y felicidad en comparación con los niños que no tenían las clases.

La práctica del mindfulness necesariamente tiene que incluir a los maestros. Mi teoría es que si realmente se forman educadores que sean más conscientes, empáticos y en sintonía con los estudiantes, de hecho van a tener un efecto positivo en ellos y en su inteligencia emocional.

Según Randye Semple, experto en ansiedad, la respiración tranquila desencadena el sistema nervioso parasimpático, lo contrario de la respuesta de lucha o huida, lo que ralentiza la frecuencia cardíaca y hace que la presión arterial baje.


El mindfulness es una herramienta para que el maestro sea un líder con inteligencia emocional. Mantenerse consciente de sí mismo es una habilidad valiosa. Es posible que algunas personas no estén de acuerdo con tu punto de vista, pero eso no significa que no puedas llevarte bien con ellos. Las emociones negativas, como la ira y la frustración, secuestrarán tu cuerpo. ¿Cómo me afecta perder el control de estas emociones en mi papel como maestro?


Imagina a un maestro que está incorporando meditación y neurociencia en el aula. Imagínate como maestro ser capaz de ser parte de una red de apoyo de profesores y estudiantes compartiendo experiencias entre sí. Como todos sabemos, el proceso de despertar puede ser lento. Pero en mi experiencia, los maestros y los estudiantes revelarán su humanidad el uno al otro de maneras que nunca habían sido evidentes antes en un salón de clases. Pues muchos maestros y estudiantes sufren, y entienden muy bien lo que esto significa.


Aquí hay otra idea: "Mindful Fitness" para profesores y estudiantes


La propuesta es un escenario donde los estudiantes puedan ser los verdaderos maestros y los maestros los estudiantes, que con humildad los escuchan y así hacen consciencia de sus roles y el impacto que pueden generar en la vida de a quienes enseña. Mis estudiantes, jóvenes o mayores, me han ayudado a ver con mayor claridad cómo experimento mi propia vida. Después de todo, tengo toda la comida que necesito. Tengo Netflix. Y el lujo de meditar como ocio. Qué produciría en el maestro hablar con una joven de 17 años que trabaja 55 horas a la semana para apoyar a su familia. O en el estudiante escuchar a un maestro que se siente agotado y desmotivado después de 20 años enseñando.


Todos estos pensamientos han sido parte de mi propia práctica de mindfulness. Que después de todo, se trata de expandir nuestra estrecha burbuja de atención, reventar nuestro comentario mental habitual sobre lo malas que son las cosas para nosotros, y galvanizar un sentido de gratitud por las cosas que realmente están funcionando bien en nuestras vidas. Además de desarrollar el arte de la compasión por los otros. Un cambio de perspectiva en maestros y alumnos no sólo es necesario, sino que debe exigirse.


Cuando los maestros respiran, los estudiantes pueden florecer. Cuando se trata de una profesión tan desafiante como lo es la enseñanza, hacer las preguntas autorreflexivas correctas puede ayudarte a determinar muchas cosas útiles en el aula, como:

  • Lo que funciona y no funciona.

  • Dónde están tus mayores desafíos y cómo superarlos.

  • Cómo se puede mejorar el desarrollo profesional.

  • Lo que más temes en tu profesión y cómo afrontarlo.

  • Si estas trayendo estrés indebido en al aula y cómo manejarlo.

  • Cómo puedes fomentar mejor las relaciones con los estudiantes, padres, administradores, colegas.

Sin embargo no todos están de acuerdo con las prácticas de mindfulness en las escuelas. El tiempo en el aula es más preciado que nunca, y los recursos son escasos. Si los resultados muestran lo que esperamos, que es un beneficio casi universal para maestros y estudiantes, entonces está bien esperar que conduzca a una adopción más amplia en las instituciones educativas.

 

Daniel Sánchez Máster. (Colombia)

Magister en Derechos Humanos y ética global de la University of Leicester (UK). Coach personal, ejecutivo, y de equipos. Profesor del Departamento de Humanidades de la Universidad CES en Medellin, Profesor e investigador del grupo de liderazgo y coaching organizacional de la Facultad de Ciencias Administrativas y Económicas de la Universidad CES.


Haber tenido la oportunidad de vivir en países como Israel o Burkina Faso - África, generaron en mi el interés por despertar consciencia sobre la diversidad multicultural y su relación con los derechos humanos, la igualdad y la ética.


Contacto: dsanchezm@ces.edu.co