• Nora Quiroz

Librarian power, power skills y el poder del bibliotecario líder

Actualizado: 12 oct

Por: Nora Quiroz


Cuando un líder bibliotecario toma consciencia sobre sus actitudes, capacidades, habilidades y competencias, obtiene la información que le facilita claramente identificar sus "Power Skills". Esta Información es fundamental al momento de tomar decisiones adecuadas en escenarios laborales que incluyan a la comunidad de usuarios a la que sirve, al equipo que está liderando, a la organización a la que pertenece y también en circunstancias personales; convirtiendo estas "Power Skills" en su "librarian power", su poder bibliotecario.


El autoliderazgo, autoconocimiento, mentalidad flexible, balance emocional son algunas de las Power Skills más valoradas actualmente entre los líderes bibliotecarios. ¿Ya las tienes? Nunca es tarde para desarrollarlas.


En un mundo cambiante las habilidades técnicas, del ser y del hacer de los bibliotecarios también han cambiado. La forma de entender, innovar, gestionar y divulgar los servicios y espacios bibliotecarios, es lo que hoy se valora de ellos y tiene actualmente una constante, el cambio.


El entorno bibliotecario ha valorado altamente las habilidades técnicas, habilidades duras o "hard skills" de los profesionales de la información; la catalogación, el manejo de bases de datos científicas y datos de investigación, la experticia en sistemas computacionales para la gestión de bibliotecas, la alfabetización informacional, entre otras. Enmarcando estas habilidades en lo que sabemos hacer y hacemos bien, que constituyen una parte importante de nuestra profesión y de nuestra esencia.


En la actualidad el mundo profesional y laboral en todos los ámbitos, incluido el bibliotecario, exige y requiere de otro tipo de habilidades que propicien seres integrales capaces de enfrentarse a desafíos constantes y que además sean productivos, eficaces y eficientes; estas son las habilidades blandas o "soft skills", según Kate Morgan de BBC Worklife son "aquellas que van más allá de las habilidades técnicas, algunas pueden ser innatas o rasgos de personalidad del individuo" que permiten trabajar adecuadamente junto a otros, interactuar y lograr resultados.


Para Tony Robbins, uno de los coach con más reconocimiento en el mundo: "Las habilidades blandas combinan atributos que nos permiten desarrollar una interrelación socioemocional efectiva, establecer relaciones sólidas en el mediano y largo plazo, e influir positivamente en nuestra vida social, académica y profesional.

Gran parte del éxito y el buen desempeño en la productividad de equipos colaborativos dependen del desarrollo de sus habilidades blandas."


Power skills o habilidades de empoderamiento


Otro tipo de habilidades que aparecen en el mundo profesional son las "Power Skills" o habilidades de empoderamiento. Aunque desde hace poco escuchamos en el entorno laboral y de liderazgo el término "power skills", la realidad es que fue propuesto en 1972 por Philip Hanlon, presidente de la Universidad de Dartmouth quien las describe como: “aquellas que realmente forman el pilar de tu talento personal y profesional y construyen una sumatoria del saber, el hacer, las actitudes, los principios y los comportamientos que nos hacen mejores que las partes por separado".


¿Son lo mismo las Power Skills que las Soft Skills?


Daniel Rojas director de Empleabilidad de la Universidad Andrés Bello en Chile propone algunas diferencias entre las Soft Skills y las Power Skills: “Las habilidades blandas o Soft Skills, en general, corresponden a las cualidades que las personas tienen para desempeñarse de buena manera en las interacciones con otras personas, en su “día a día”, cualquiera sea el ámbito del que se trate, personal o profesional. Sin embargo, las Power Skills, se basan en las habilidades blandas, pero las llevan un paso más allá convirtiéndolas en aptitudes clave, que forman parte del talento personal y profesional, y que permiten insertarse y crecer de manera competitiva en el mundo laboral”.

Con todo lo anterior, podría concluir que, las Power Skills, son el elemento diferenciador, el factor WOW , que hace destacar o sobresalir a un profesional no solo de otros, sino en el medio y en la sociedad que habita.

Librarian Power, el poder del bibliotecario líder


Para escribir este post, estuve investigando sobre las Power Skills y me encontré con esta maravillosa propuesta de Daniel Colombo, escritor, orador y master coach, en donde propone 22 diferencias entre las habilidades blandas y las power skills enfocado en los requerimientos más buscados por las organizaciones para contratar a sus colaboradores.


Tomé como base esta propuesta de Daniel Colombo sobre las habilidades de poder y le pregunté a 20 bibliotecarios de diferentes países de América Latina:

¿Cuáles consideran las 8 powers skills más importantes en un líder bibliotecario?

El resultado fue el siguiente; pero antes guarda la imagen y compártela con tus colegas, así podemos contribuir a mejorar la labor de los bibliotecarios y los profesionales de la información:


Las 8 Powers Skills más importantes en un líder bibliotecario


1. Autoconocimiento: Aunque no está en el listado de power skills propuesto por Daniel Colombo, desde mi experiencia como bibliotecaria, líder y coach me permito proponer la primera power skill que todo líder bibliotecario debería fortalecer: El Autoconocimiento, todo bibliotecario líder debe tener una visión personal sobre sí mismo y que se convierta en su brújula para guiar el camino a su desarrollo personal y profesional. El primer paso para trabajar el autoconocimiento del líder bibliotecario es reconocer sus habilidades, tanto las duras "hard skills", como las blandas "soft skills" y las habilidades de poder "power skills". El hacerlas conscientes, identificarlas y autoevaluarlas necesitará de un esfuerzo mayor, pues implica conectar con nosotros mismos, con quiénes somos, con nuestra esencia.


2. Autoliderazgo - Automotivación: Todos los bibliotecarios pueden ser líderes. Para ello es necesario desarrollar una de las principales power skills, El autoliderazgo. Sólo puede inspirar y liderar a otros quien ya se lidera a sí mismo. Por otra parte el líder encuentra por sí mismo las razones, el impulso, el interés y el entusiasmo, es decir, la gasolina que lo impulsará a lograr sus objetivos. La automotivación y el autoliderazgo son dos habilidades complementarias y de equilibrio para todo líder.

Mientras que el liderazgo está enfocado en cómo el líder influye en los demás; el autoliderazgo consiste en observar las propias emociones, comportamientos y gestionarlos de forma autónoma.

3. Comunicacion afectiva, sintética y útil: La comunicación se convierte en una power skills para un bibliotecario cuando intencionalmente centra su importancia en la humanidad de las personas con quienes se comunica; usuarios, proveedores, colaboradores, entorno en general. El bibliotecario líder tiene en cuenta tanto su comunicación verbal como no verbal, pues es consciente que aportan al significado, la utilidad, la calidez y la síntesis de los mensajes que quiere transmitir.


3. Mentalidad flexible: Para tener una mente flexible es necesario entrenarla, pues la mentalidad flexible requiere de madurez para aceptar paradigmas y nuevas ideas, así como reconocer lo útil y valioso en ellas combinándolo y armonizándolo con la experiencia de líder. La mentalidad flexible del líder le permite adaptarse a escenarios VUCA - Volátiles, Inciertos, Complejos y Ambiguos - que se presentan constantemente en las organizaciones como las bibliotecas.


5. Balance emocional: El balance emocional o equilibrio emocional como power skills es un nivel superior de la inteligencia emocional. Implica saber observar y aceptar nuestras propias emociones que pueden ser positivas o no, responder de manera estable a ellas, buscando reducir las respuestas impulsivas y destructivas consigo mismo y con los demás para mejorar las relaciones interpersonales, laborales y sociales.


6. Trabajo en red: Es una de las power skills más presentes en los bibliotecarios. Gracias al trabajo en red los profesionales de la información crean nuevas estrategias, sobreviven a los desafíos y demandas de cada momento y generan acciones de innovación que les permiten mantenerse actualizados y un paso adelante en las demandas del medio y de las comunidades. Los invito a conocer la Red Bibliotecarios con Valor, un ejercicio ejemplar del trabajo bibliotecario en red que tiene como propósito articular talentos y capacidades de los profesionales de la información en América Latina.


7. Innovación: Más allá de la creatividad, la innovación en los profesionales de la información debe generar acciones disruptivas en todos los aspectos del quehacer bibliotecario. Soluciones, mejoras, novedades que transformen a la sociedad, a la unidad de información y especialmente al bibliotecario como persona, a través de iniciativas que generen valor.

8. Priorizar, delegar, descartar: El bibliotecario líder que posee esta power skill sabe reconocer lo urgente sobre lo importante, conservando el foco en aquello que aporta valor a sus objetivos y planes de acción sin desviar su norte. Al mismo tiempo que confía en sus colaboradores y en las capacidades que ellos tienen encomendándoles la realización de tareas valiosas que contribuyan a los resultados del equipo. También puede reconocer aquellas situaciones emociones o acciones que no son convenientes o no aportan a sus logros y elegir conscientemente descartarlas.


Gracias a todos los bibliotecarios latinoamericanos que respondieron las preguntas que me ayudaron a concluir estas "Power Skills" de los bibliotecarios líderes y que pueden variar según su cargo, su perfil e incluso su equipo de trabajo. Te invito a desarrollar todas aquellas que nos permitan llegar a ser personas y profesionales de la información integrales. Si te interesa saber cómo, suscríbete a #bibliotecoach y lee las demás entradas en donde encontrarás información que te ayudará a cultivar tus "Power Skills".