• Soledad Lago

Una vida en las bibliotecas

Actualizado: 5 jul

Por: Soledad Lago

Bibliotecaria Argentina


Nací y me crie en una pequeña ciudad del interior de la provincia de Buenos Aires, un apacible pueblo de gente buena y sencilla. Ya desde chica sentí una fascinación especial por nuestra biblioteca popular, a un costado de la plaza central. Allí no sólo me puse en contacto con libros que significaron mucho para mí, sino que también me sentí impulsada a entregarme más activamente a proyectos culturales.


A los 15 años con una amiga participamos en la publicación de una revista que recogía la actividad literaria del lugar, se llamaba Porque se puede, y fue la vieja máquina de escribir de la biblioteca, con sus ruidosas teclas, la que nos permitió concebir la edición.


Esta revista tiene para mí un gran valor afectivo ya que a través de su realización forjé lazos intelectuales con un grupo de jóvenes que dejaron en mí una huella profunda, tanto que dio origen a mi vocación. Y sé que a mi querido pueblo le dio un espacio de expresión y reflexión en todas las miradas de la cultura, eso es un legado que quedará en la memoria y en nuestra historia.


Antes de terminar el colegio secundario ya tenía la decisión tomada: estudiaría Bibliotecología. Y llegado el momento me marché de mi pueblo a cumplir ese sueño. Apenas obtuve el título comencé a trabajar en el sitio donde hoy, 30 años después, despliego con el mismo entusiasmo que el primer día mi actividad profesional: la Universidad Católica Argentina.


Dirigir una biblioteca universitaria es uno de los desafíos más interesantes que podemos tener en esta profesión. En especial en las últimas décadas. La asombrosa difusión de internet supuso una revolución completa de las ideas que teníamos sobre la labor documental; nos vemos obligados a revisar cada año nuestra respuesta a la pregunta ¿Qué es una biblioteca?

Y responderla es mi gran pasión. La biblioteca hoy, si sabe adaptarse y anticiparse a los cambios, ¡puede ser el centro de la vida universitaria!

Me siento halagada por este homenaje de la Red Bibliotecarios con Valor, pero no por mí sino por el valor que la bibliotecología ha logrado en estos años. Cuando se dice que el libro ha muerto, cuando se dice que la lectura no tiene lugar, este reconocimiento nos muestra que en los cambios culturales y tecnológicos la biblioteca ocupa un lugar destacado en la cultura y dependerá de las tareas que pienso, humildemente, inspirar para que aún brille más la cultura.


Video homenaje con valor Soledad Lago

 

Soledad Lago. Argentina

Su pasión ha sido siempre el mundo de las bibliotecas y el libro. La experiencia intelectual y emocional que se vive a través del libro ha sido el motivo de su vida.

Lo que mas disfruta de las bibliotecas son los desafíos, la posibilidad de crear y dejar un legado, aunque quizá pequeño pero sólido para el futuro.


Bibliotecaria Documentalista de la Universidad Nacional de Mar del Plata. Directora del Sistema de Bibliotecas de la Universidad Católica Argentina. Dicta clases como profesora de la materia Bibliografía en la carrera de Bibliotecología de la UCA.

Hace parte de la comisión de directores de la Red de bibliotecas de universidades católicas y de orientación católica de la República Argentina y formó parte del Subcomité de Documentación del IRAM-ISO.