top of page

Diplomacia científica y diplomacia bibliotecaria

Actualizado: 27 feb



Hace poco tuve la oportunidad de participar en una reunión convocada por el Centro de Ciencia y Tecnología de Antioquia - CTA; donde se abordó el tema de los retos de la diplomacia científica. Allí aprendí que es un término antiguo para un tema que se está volviendo muy actual, especialmente en momentos en los que la ciencia está tomando gran importancia en la sociedad como una alternativa para apoyar el desarrollo del ecosistema científico, tecnológico y de innovación de las naciones, aportando al desarrollo de la economía, la sostenibilidad y al alcence de los ODS. La cooperación global y la asociación son necesarias y deben adaptarse y reforzarse más que nunca para abordar cuestiones del mundo real que afectan a las bibliotecas, sus profesionales, los centros de información y las sociedades del conocimiento.


Entendiendo el concepto de Diplomacia


En el sentido fundamental de las relaciones internacionales entre países, el término diplomacia proviene de la antigua palabra griega diploma , que hace referencia a los tratados oficiales, las decisiones para crear entendimiento a través de la negociación, con el objetivo de lograr acuerdos que sean de interés para las naciones.


GR. Berridge en su libro Diplomacy: Theory and practice. comenta que: "La diplomacia moderna ha evolucionado y está institucionalizada como el principal instrumento de comunicación, negociación de políticas y formación de tratados, normas y acuerdos bilaterales y multilaterales. El objetivo principal de la diplomacia como arte de gobernar es mantener la paz, evitar la guerra y el conflicto entre los Estados-nación. La diplomacia es un mecanismo para facilitar el equilibrio de poder para negociar objetivos y valores para lograr el entendimiento en el sistema internacional."



¿Qué es diplomacia científica?


Según la Red de Diplomacia Científica Latinoamérica y del Caribe es fundamental al abordar la definición de “Diplomacia Científica” entender que, no hay una sola definición para este concepto. Los países y las personas lo entienden de formas diferentes y es un concepto se ha transformado en algo multidimensional, complejo, de diversas capas, y de variados significados; y según Chagún Basha que incluye esfuerzos formales e informales de intercambio, educación, políticas y divulgación.


En este sentido es importante tener en cuenta que la "Diplomacia Científica" busca la interacción entre la ciencia y los asuntos internacionales y que está fundamentada tanto por intereses académicos, investigativos y científicos como políticos.


En una búsqueda por entender la diferencia entre Diplomacia científica y Cooperación Científica Internacional", en 2010, la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia - AAAS - y la Royal Society de Londrés presentaron el informe Nuevas fronteras en la diplomacia científica, proponiendo la primera taxonomía basada en tres dimensiones, como forma de conceptualizar la diplomacia científica, la cual ha sido mundialmente aceptada desde entonces.


Dimensiones de la diplomacia científica


Según el portal diplomaciacientífica.org estas tres dimensiones son:


  • Ciencia en la diplomacia: consiste en informar los objetivos de la política exterior sobre la base de asesoramiento científico. - el objetivo es la política exterior -.

  • Diplomacia para la ciencia: apunta a facilitar la cooperación científica internacional. - la ciencia es un fin -.

  • Ciencia para la diplomacia: se refiere a la utilización de la cooperación científica para mejorar las relaciones entre países. - la ciencia es un instrumento -.


Estas tres dimensiones de la diplomacia científica pretenden fomentar los objetivos de la política exterior con información científica; facilitar la cooperación científica internacional y mejorar las relaciones internacionales entre pares científicos.


¿Qué es la diplomacia bibliotecaria?


La diplomacia bibliotecaria es un término que ha ganado relevancia en el ámbito de las relaciones internacionales y la gestión de la información. En un mundo cada vez más interconectado, el papel de las bibliotecas va más allá de ser meros repositorios de conocimiento. La diplomacia bibliotecaria se refiere a la capacidad de las bibliotecas para promover el entendimiento mutuo, la cooperación y la paz a través del intercambio de información y cultura.


La profesora Amanda Laugesen directora del Centro Nacional de Diccionarios de Australia, en su libro publicado en 2019 Globalizing the Library. Librarians and Development Work, 1945–1970 usó el término "Diplomacia Bibliotecaria" para explicar los esfuerzos de las organizaciones como la American Library Asociation - ALA, la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios - IFLA - y la UNESCO, para promover la biblioteconomía y el desarrollo bibliotecario internacional a través de conexiones profesionales como los intercambios de bibliotecas, viajes académicos, seminarios, conferencias, programas de voluntariado y visitas a bibliotecas. También, según Mariano Randolf en su artículo "Mapping and searching for a theory and concept of library diplomacy" se ha usado este término para ilustrar los esfuerzos por coordinar el trabajo bibliotecario internacional junto con la diplomacia gubernamental y para caracterizar la función de las bibliotecas como instrumentos diplomáticos para y de diplomacia cultural.


Dimensiones de la diplomacia bibliotecaria


Mariano Randolf es un bibliotecólogo filipino y uno de los pocos autores que ha abordado el tema de diplomacia bibliotecaria, proponiendo aplicar las dimensiones de la diplomacia científica a la diplomacia bibliotecaria con convergencias de conceptos y prácticas como:


  • Bibliotecas en diplomacia. Influir en acciones políticas y procesos internacionales


Hace referencia a la participación de los actores bibliotecarios, de forma independiente o en agremiaciones de profesionales de la información, líderes bibliotecarios y defensores en las políticas diplomáticas exteriores y los procesos internacionales para influir en los estándares y las acciones políticas globales.


  • Diplomacia para bibliotecas. Facilitar la cooperación bibliotecaria internacional para promover las bibliotecas y la biblioteconomía


Surge cuando todas las partes interesadas, incluidas las bibliotecas y las oficinas cooperación entre países, trabajan juntos para promover las bibliotecas, la bibliotecología y la cooperación bibliotecaria.


  • Bibliotecas para la diplomacia. Utilizar la cooperación, las interacciones y los programas bibliotecarios para crear relaciones, diálogo y entendimiento entre países e instituciones

Son prácticas e interacciones en las que los actores bibliotecarios, expertos y profesionales de la información construyen plataformas para crear relaciones, reforzar el entendimiento y servir como instrumentos para la diplomacia internacional con países e instituciones en el extranjero.


Cuál es el papel de las bibliotecas en la diplomacia científica?


En terminos de bibliotecas universitarias es imporante identificar y reconocer el papel de la biblioteca en la diplomacia científica; Dinah Roll jefe de la oficina de asuntos globales de la Universidad CES comparte con la comundiad #Bibliotecoach su percepción al respecto:


"La diplomacia científica surge como una forma de diplomacia que conecta a la ciencia, la tecnología y la innovación con los servicios que llevan a cabo las relaciones internacionales, debido a su potencial en el progreso económico, en el desarrollo sostenible y en las decisiones desde lo público.  Uno de los grupos de interés de la diplomacia científica son las organizaciones académicas y de investigación. En el caso de la academia, los grupos a nivel interno requeridos para participar en el ecosistema de esta diplomacia son los investigadores, las áreas de investigación e innovación, las oficinas de relaciones internacionales, los servicios de divulgación a público interno y externo, y las bibliotecas. Estás ultimas son clave para el logro de accesibilidad del conocimiento científico y de relevancia, unir las partes interesadas mediante redes de conocimiento y generar infraestructuras de recursos de conocimiento en línea."


En conclusión, la diplomacia científica y su relación con la diplomacia bibliotecaria se da cuando


  • Las bibliotecas sirven como centros de intercambio cultural e información, promoviendo la comprensión entre naciones y comunidades.

  • La diplomacia cultural busca promover la comprensión mutua a través del intercambio cultural, un objetivo compartido por las bibliotecas en su función de facilitar el acceso a la información y la cultura.

  • La diplomacia bibliotecaria abre oportunidades para el futuro, fortaleciendo los lazos entre comunidades y países, fomentando la cooperación y el entendimiento en un mundo cada vez más interconectado en una sociedad global.


La diplomacia bibliotecaria es un campo en evolución que requiere una mayor atención y estudio. Es fundamental reflexionar y profundizar sobre sus implicaciones, proponer recomendaciones para avanzar en la comprensión y práctica de este tema que le abre las puertas a las bibliotecas hacia el mundo de la diplomacia y la ciencia.

159 visualizaciones

Comments


bottom of page