• Melissa Silerio

Construir conexiones es el superpoder de un bibliotecario

Por: Melissa Silerio

Bibliotecaria estadounidense

Traducción: Ana Maria Montoya


Construir conexiones es una habilidad con la que algunas personas pueden tener dificultades. ¡Pero no los bibliotecarios!. La bibliotecaria estadounidense Melissa Silerio comparte su historia y el por qué asegura que el superpoder de un bibliotecario es hacer conexiones con otras personas.


El siguiente texto es una traducción del escrito "Building Connections Is A Librarian’s Superpower" realizado por Melissa en el Princh Library Blog. Gracias a ella por permitir traducirlo al idioma español para el blog #bibliotecoach y que reflexiones tan enriquecedoras como esta puedan llegar al público de profesionales de la información de habla hispana.



Cuando ingresé por primera vez al campo de la biblioteconomía, no creo que fuera consciente del superpoder subestimado que estaba a punto de tener y eventualmente desplegar. Como profesión, los bibliotecarios con frecuencia son estereotipados como cuidadores de libros que usan chaquetas de punto, y que aparecen de repente susurrándote que hagas silencio.


Nosotros en la profesión sabemos que eso es lo más alejado de la verdad. Los bibliotecarios hemos demostrado estar a la vanguardia de la educación, de la alfabetización mediática informacional, somos desarrolladores de colecciones dinámicas, defensores de la libertad de la lectura y defensores de nuestros estudiantes y de los espacios bibliotecarios.

De todas estas habilidades para romper estereotipos, la que creo que es la más poderosa es la habilidad para construir conexiones. Como bibliotecaria, he aprendido que mi habilidad para conectar información con estudiantes, profesores y otros profesionales de la biblioteca ha demostrado ser la habilidad más influyente de todas.

Superpoder en acción


Construir conexiones con estudiantes y profesores es una parte tan importante de mi trabajo que muchas veces no soy consciente de que lo estoy haciendo. Pienso en la ocasión cuando un estudiante entró a la biblioteca con sus compañeros de clase y me dijo que la última vez que leyó un libro fue en la escuela primaria. Que no le gustaba leer y que no había forma de que pudiera encontrar un libro que le gustara. Mi superpoder se activó y le presenté nuestra colección de novelas gráficas. Hablamos sobre qué tipo de historias le interesaría leer y procedí a entregarle unos cuantos títulos. Me miró con desconfianza, pero los revisó de todos modos.


Cuando lo volví a ver en la siguiente visita de clase, me dijo que le encantaban los libros y que estaba listo para sacar más. Dijo orgullosamente “¿sabe que he prestado ocho libros en lo que va del año, señora Silerio? ¡Nunca había leído tanto antes!”.

El momento de conexión con ese estudiante y el hecho de que pude conectarlo con los libros que él quería leer y finalmente disfrutó, fue mi momento de superpoder.

Los bibliotecarios tenemos estos momentos de construcción de conexiones todos los días, y con frecuencia se atribuye a que es solo parte de nuestro trabajo. No lo vemos necesariamente como una gran habilidad que se celebra o incluso se reconoce. Sin embargo, este es un poder del que todos deberíamos ser conscientes y ejercer voluntariamente.


Además, esta habilidad se hace efectiva cuando se convierte en la conexión entre profesores y recursos de información. Como bibliotecarios somos un soporte tanto para el currículo como para los profesores. Ha habido muchas ocasiones en las que me han pedido que dé una sesión rápida de Desarrollo Profesional (PD) individual para un profesor sobre cómo usar una herramienta tecnológica o seleccionar una lista de recursos para la investigación. He visto a colegas compartir y conectar a profesores y personal con recursos a través de sesiones de PD, en boletines de la biblioteca e incluso en volantes que se dejan en el baño del personal, ingeniosamente llamados “Potty PD”.


La mayoría de las veces, construyo estas colecciones de información y las comparto con mi personal a través de un correo electrónico que llamo “agregar esto a su caja de herramientas”. Los bibliotecarios siempre aprovecharán la oportunidad para conectar a los profesores con nuestros recursos y herramientas que soportarán los contenidos de sus clases. Desde guiar a los profesores hacia una nueva herramienta de tecnología educativa para hacer que sus lecciones sean más atractivas o para hacer que su trabajo sea un poco más fácil al seleccionar recursos, listas de libros e ideas para lecciones, lo que demuestra que hacer conexiones es verdaderamente. influyente.


Conectando con colegas


Los bibliotecarios también construyen estas conexiones poderosas entre sí. Siendo una bibliotecaria nueva, a menudo me siento como una isla en mi campo. Como ex profesora de inglés, estaba acostumbrada a trabajar con un departamento de otros profesores que compartían mi entusiasmo y el estrés del aula. Este es quizá el más grande obstáculo que estoy aprendiendo a superar mientras estoy haciendo este trabajo. Sin embargo, cuando descubrí la comunidad de bibliotecarios en redes sociales como Twitter, mi mundo y conexiones se abrieron a una red de aprendizaje profesional de apoyo, educación y oportunidades que nunca antes había tenido como educadora.


Mi red de aprendizaje profesional (PLN), como me refiero a ellos cariñosamente, me ha conectado con partes de mi profesión que normalmente no conocería. Por ejemplo, a través de estas conexiones me convertí en miembro de varios comités en la asociación de bibliotecas de mi estado, me reuní con otros compañeros bibliotecarios de mi estado y del país para discutir ideas de lecciones y programación, hablé en un podcast sobre biblioteconomía e incluso me llevaron a escribir esta entrada en el blog.


Estas conexiones no solo ayudan para mejorar mis habilidades, sino que me hacen sentir parte de una red más grande de bibliotecarios más allá de mi distrito escolar. Y déjame decirte querido lector, Librarian Twitter es una poderosa comunidad de educadores, ¡que no debe ser estereotipada ni subestimada!

 

Melissa Silerio. Estados Unidos


Bibliotecaria de secundaria en Danny Jonnes Middle School en Mansfield, Texas y ha sido educadora durante 12 años. Es aficionada a los libros y se esfuerza por hacer de su biblioteca un lugar donde los estudiantes quieran conectarse con los libros y la información.

Puedes seguirla en Twitter @MelSilerio