• Nora Quiroz

Coaching organizacional, herramienta de liderazgo para las bibliotecas del siglo XXI

Actualizado: 7 abr 2021

El coaching organizacional es un conjunto de herramientas y técnicas enfocadas en el desarrollo humano y la inteligencia emocional de los equipos en cualquier tipo de organización, incluso en las bibliotecas. Su intención es acompañar, tanto a personas como organizaciones, a potencializar su máximo desempeño para alcanzar los retos estratégicos.


Otro de los propósitos del coaching organizacional es elevar el nivel de consciencia en los líderes para fomentar el desarrollo de habilidades útiles para dirigir sus equipos, con el interés no sólo de generar resultados eficientes, sino de motivarlos y apoyarlos. Además tiene un efecto multiplicador en las bibliotecas, mejorando sus activos, pues cuanto más capaces son las personas de aplicar dinámicamente sus habilidades a un entorno en constante cambio, más valiosos son para la organización.


¿Cómo se relacionan las bibliotecas con el liderazgo y el coaching organizacional?


Hasta hace poco los directores o líderes de las bibliotecas fueron vistos básicamente como tomadores de decisiones y asignadores de recursos. Su función era identificar en forma óptima las habilidades de los empleados para beneficio de la organización. Los líderes bibliotecarios del siglo XXI tienen claro que su función primordial ahora es propiciar el desarrollo de las capacidades y habilidades de las personas de su equipo de trabajo y construir relaciones beneficiosas y duraderas.

Actualmente uno de los más grandes retos para los bibliotecarios líderes, es hacer que sus organizaciones se adapten a los entornos "VUCA: Volátiles, Inciertos, Complejos y Ambiguos". El desarrollo de habilidades para abordar de manera eficaz tales desafíos institucionales es fundamental para su éxito y la supervivencia de las bibliotecas. El trabajo de las bibliotecas de hoy exige líderes multifuncionales con conocimientos, desde tecnológicos, informacionales, hasta de relacionamiento.


Y es que no solo la tecnología como herramienta en las bibliotecas cambia a grandes velocidades, actualmente encontramos diferentes generaciones como Baby Boomers, Generación X, Generación Y y Millenials trabajando juntos en los equipos de las bibliotecas. Un bibliotecario líder debe tener la habilidad para interactuar, entender y orientar el comportamiento, las competencias y capacidades de estas diversas generaciones. Es en aspectos como este es donde convergen el coaching y las bibliotecas.

Uno de los grandes aportes que el coaching hace a las organizaciones, las bibliotecas y la sociedad, es abrir una ventana al mundo emocional y relacional. Mostrar que, por el sólo hecho de trabajar con y para personas es necesario aprender a gestionar inteligentemente las emociones, ya que habitualmente no hemos aprendido a hacerlo, pues vivimos en un mundo donde lo racional está separado de lo emocional.

El líder bibliotecarios constantemente debe preguntarse: ¿Cómo puedo acompañar al personal de mi equipo para que desarrolle todo su potencial en beneficio propio y de la biblioteca?. La verdadera influencia proviene del compromiso mutuo de ayudar a que los demás alcancen sus objetivos. Esta es la esencia del coaching y del liderazgo”.


¿Cómo pueden usar las bibliotecas usar el coaching organizacional?


Según Ruth Metz, autora del libro "Coaching in the library", para integrar el coaching organizacional con las bibliotecas necesariamente se debe comenzar con la consciencia, intencionalidad y comprensión de la necesidad de hacerlo. El bibliotecario líder comprende el valor de la práctica de coaching en el desarrollo de los procesos de la biblioteca y participa en su implementación, y evolución.


Al hablar de coaching indiscutiblemente se está hablando de las características emocionales de los seres humanos de su equipo de trabajo, por esto, las conductas y habilidades de coaching deben ser desarrolladas tanto en el líder de la biblioteca, como en sus colaboradores. Las unidades de trabajo y los equipos pueden aprender comportamientos de coaching y aplicarlos entre sí. Así como capacitar un equipo de coaches internos para apoyar sus propios procesos.


El coaching es un proceso flexible, no se trata de tener altos presupuestos, procesos detalladamente implementados, o profesionales con un sinnúmero de títulos universitarios; se trata de identificar en las personas del equipo de trabajo el recurso indispensable y el potencial para enfrentarse a los modelos de servicio y a las bibliotecas del futuro.


¿Cuáles son los beneficios que trae el coaching organizacional en una biblioteca?


Contribuye a un cambio de cultura enfocada en el alto desempeño: Las técnicas de coaching organizacional propician la comunicación grupal y favorecen la dinámica de los equipos, pues permiten empatizar con los compañeros y entender las funciones y emociones de cada uno, esto se puede evidenciar en el mejoramiento del desempeño del equipo bibliotecario y la consecución de objetivos, lo cual redunda en la motivación de las personas que hacen parte de la biblioteca.


Potencia el talento bibliotecario: Da relevancia a las cualidades y habilidades de cada integrante y las fortalece; al tiempo que potencia aquellas que necesitan ser desarrolladas. De esta forma se pueden identificar los líderes y tipos de liderazgo dentro del equipo de la biblioteca para luego asignarles tareas y retos que beneficien la prestación de los servicios bibliotecarios dando respuestas rápidas y eficaces a las situaciones del día a día.


Inspira el surgimiento de ideas creativas y mejora la productividad: Impulsa y propicia nuevas ideas útiles para el desarrollo de más y mejores servicios bibliotecarios. Al trabajar el autodescubrimiento las personas tienen un mejor desempeño en situaciones de reto, lo que estimula su lado creativo, generando propuestas innovadoras a situaciones complejas que puedan darse al interior de la biblioteca, al tiempo que mejora la productividad aprovechando adecuadamente el tiempo, las habilidades y los recursos.


Contribuye al buen relacionamiento y la solución concertada de conflictos: Aporta herramientas que permiten la superación de obstáculos y la resolución de conflictos en la biblioteca, mejorando también las relaciones interpersonales. De esta forma se dan relaciones más sanas y armoniosas necesarias para afrontar desafíos como un equipo articulado.


Promueve una mayor flexibilidad y adaptación al cambio: En los entornos VUCA en los que está sumergida la biblioteca, la única constante es el cambio y es urgente adaptarse a él de forma rápida; a través de acciones de coaching organizacional se propician actitudes de adaptación y flexibilidad que permiten la creación de consciencia y aceptación de estos cambios por parte del equipo de una forma armoniosa y articulada con las directrices institucionales.


El coaching organizacional en las bibliotecas no es magia.


Realmente para las bibliotecas es un desafío de inmensas proporciones mantenerse vigente en tiempos de incertidumbre. Esto lo hemos podido evidenciar en tiempos de pandemia, su supervivencia es una consecuencia de organizaciones adaptables, flexibles y fuertes, pues ha sido imperantemente necesario modificar las colecciones, los servicios, los recursos y el equipo de trabajo a un entorno en constante cambio.


El coaching organizacional, no es una estrategia mágica, ni rápida, pero si muy apasionante. Por sí sola no transformará una biblioteca. Necesita de líderes bibliotecarios que entiendan su potencial y quieran incorporarlo en su forma de gestión. Lo que es indudable es que, es una herramienta poderosa para ayudar bibliotecarios, líderes y equipos de trabajo en las transiciones que vienen con el cambio constante y los desafíos permanentes. Una biblioteca que entienda esto, estará preparada y lista para perdurar y trascender.