top of page

Cinco factores que hacen bibliotecas y bibliotecarios resilientes

Actualizado: 31 ago 2023


Por: Carlos Alberto Castañeda

Bibliotecólogo Colombiano - Especialista en administración


A pesar de los desafíos constantes las bibliotecas de todo tipo han demostrado ser altamente resilientes; capaces de adaptarse a las exigencias cambiantes - muchas de ellas inesperadas - de la comunidad, y mantenerse como un recurso valioso para la sociedad.


Resiliencia Bibliotecaria


Hace poco tuve la fortuna de escuchar a las maestras Mary Carmen Rivera y Maria del Rocio Espino, quienes hacen parte de la Dirección General de Bibliotecas y Servicios Digitales de Informacion de la UNAM en México, en una ponencia sobre ¿Cómo convertirnos en una biblioteca resiliente?, allí ellas definieron la Resiliencia Bibliotecaria como: la capacidad que tienen las bibliotecas para reconstruirse a partir de momentos de crisis, diseñando servicios más eficientes y contando con personal más sensible y capacitado ante los cambios. Utilizando a la información y al conocimiento, como su principal insumo”. Proponen además el modelo llamado MAR-B (Modelo de Acción de Resiliencia Bibliotecaria, en este modelo el ser humano y sus necesidades son el centro de la organización, está basado en el cuidado, y es aplicable a todo tipo de bibliotecas.


Las bibliotecas además de propiciar el acceso a la información y el aprendizaje son lugares de encuentro conexión entre las personas. Sin embargo, las bibliotecas también se enfrentan a una serie de desafíos, como la falta o disminución de recursos financieros, la competencia de las tecnologías digitales, a las que ahora se suma la inteligencia artificial; a los cambios en los hábitos de los usuarios, y en general a responder a las exigencias que su entorno le plantea constantemente.



Cinco factores importantes en la resiliencia bibliotecaria


Cuando hablamos de resiliencia en organizaciones y también en bibliotecas, son muchos los factores a tener en cuenta a la hora de afrontar cambios, hacer frente a las crisis para lograr adaptarse y salir adelante con nuestras unidades de información, algunos, a mi juicio indispensables son:


1. Su liderazgo

Los líderes de las bibliotecas resilientes son profesionales visionarios comprometidos con el posicionamiento de su unidad de informacion no sólo al interior de su institución, sino entre la comunidad con la que articula sus servicios y programas.


2. Su personal

En las bibliotecas resilientes encontramos personal apasionado por su trabajo, dispuesto a dar lo mejor de sí mismo e ir más allá de los limites o solicitudes. Motivado, preparado, y dedicado a su trabajo es más probable que encuentre formas de superar los desafíos. Los bibliotecarios resilientes necesitan mucho de capacidades innovadoras, disruptivas, adaptación, flexibilidad y paciencia.


3. Su comunidad

Las bibliotecas están arraigadas en sus comunidades, tienen el apoyo y reconocimiento de sus usuarios y directivos, y son vistas como lugares acogedores y seguros. No se debe olvidar en este punto, que cualquier servicio o espacio que se diseñe siempre estará centrado en las necesidades de sus usuarios.


4. Su gestión

Trabajar en equipo, articularse con áreas al interior de la organización y también fuera; bibliotecas pares, comunidades, redes y grupos. Además es importante reconocer en los proveedores de recursos y servicios informacionales, aliados para la transformación bibliotecaria.


5. Su infraestructura

Nuevos espacios cómodos, cambiantes, adaptables, que estén acorde con las necesidades y preferencias de los usuarios; disponibles para crear, co-crear y construir nuevas formas de ver y sentir el mundo a través de los recursos bibliográficos y culturales.



¿Cuándo las bibliotecas han sido resilientes?


Son muchos los momentos en los cuales las bibliotecas y los bibliotecarios nos hemos reinventado para, a pesar de las adversidades, continuar cercanos a nuestras comunidades. Es muy probable que hayas vivido alguno de estos momentos:

  • Durante la pandemia de COVID-19, muchas bibliotecas se adaptaron rápidamente para brindar servicios en línea, ofreciendo servicios de préstamo de libros electrónicos, acceso a bases de datos y programación virtual.

  • En comunidades menos favorecidas, las bibliotecas han sido un lugar de esperanza y oportunidad, han proporcionado acceso a la educación, la tecnología y los recursos para ayudar a las personas a mejorar sus vidas.

  • En instituciones de educación superior, las bibliotecas han creado e innovado en servicios y construyendo o adaptando espacios acogedores que en muchos casos fomentan el trabajo colaborativo; y de igual manera han entendido que su función va más allá de suministrar información, asumiendo el papel de liderar, influir, y tener iniciativa en procesos institucionales que antes eran impensables.

  • En la cooperación, aunque este no es un tema nuevo en el ámbito bibliotecario, ha retomado importancia en los últimos años, dada la necesidad no solo de compartir recursos, sino de compartir experiencias y conocimiento.


La invitación para mis colegas bibliotecarios y profesionales de la información es a que asumamos un rol en el que la resiliencia bibliotecaria se construya de manera consciente, y no reactiva, porque escenarios como la pandemia, y los cambios acelerados en la tecnología, nos han enseñado que los retos son constantes e inesperados, por lo tanto, debemos estar preparados para enfrentarlos con modelos administrativos que nos facilitarán el proceso resiliente.

274 visualizaciones

Comments


bottom of page