• Hernán Muñoz Vélez

Sobre el trabajo colaborativo de los consorcios bibliotecarios y el Consorcio Colombia

Actualizado: 26 abr

Por: Hernán Muñoz Vélez.

Director Académico y Científico del Consorcio Colombia

Cesar Marín Vélez.

Coordinador Oficina de Comunicaciones del Consorcio Colombia


Trabajar colaborativamente es por naturaleza una de las estrategias del desarrollo bibliotecario. En la actualidad la adquisición de recursos bibliográficos electrónicos representan uno de los rubros más importantes dentro de los presupuestos de las bibliotecas y el elevado costo de estos recursos, ha llevado a los directivos de instituciones y de bibliotecas bibliotecas a dejar de lado la idea de la autosuficiencia y entender que ninguna puede, por sí sola, enfrentarse a las necesidades de información de sus usuarios.


Según Tommaso Giordano, en su artículo Modelos de consorcios de bibliotecas en Europa: un análisis comparativo, es por esta razón que a nivel mundial se ha venido fortaleciendo la estrategia de conformación de consorcios, la cual, no sólo se convierte en la herramienta más eficaz para “contrarrestar el constante incremento en los precios de las publicaciones académicas y gestionar eficazmente la cada vez mayor disponibilidad de revistas y demás colecciones electrónicas”, en las bibliotecas universitarias.


Los consorcios traen enormes beneficios para las instituciones y bibliotecas que los conforman, estos beneficios se pueden evidenciar en la reducción de costos en la adquisición de bases de datos, mayor visibilidad y fortalecimiento de los procesos académicos e investigativos que redundan en educación, investigación, producción científica e innovación de calidad.


En países como México con el CONRICyT, en Brasil CAPES, CINCEL en Chile y Colombia el Consorcio Colombia, la figura de los consorcios ha jugado un papel clave pues también fortalecen la competitividad y se convierten en un elemento de medición y comparación ya que permiten identificar la capacidad que tienen los países de generar oportunidades de desarrollo económico para sus ciudadanos.


El Consorcio Colombia

El Consorcio Colombia surge en 2018 como una necesidad del país de tener un acceso eficiente y equitativo a diferentes fuentes y plataformas internacionales de publicaciones científicas, que permitieran contribuir al estímulo de la producción de investigaciones e innovaciones en diferentes disciplinas. Elevando así el estándar de las publicaciones nacionales y dando mayor visibilidad en el ámbito internacional a la producción científica colombiana.


El Consorcio Colombia se ha convertido en la estrategia de democratización de acceso al conocimiento de primer nivel más importante en la historia del país, pues actualmente permite que comunidades académicas y científicas de 61 instituciones de diversa naturaleza, tamaño y origen, puedan acceder a las bases de datos informacionales más representativas del mundo: Elsevier a través de sus productos Science Direct y Scopus; Springer Nature, Taylor & Francis, Oxford University Press y Sage Publishing. Asegurando de esta manera que sus usuarios, estudiantes, docentes e investigadores cuenten con recursos bibliográficos suficientes y diversos para el cumplimiento de las actividades de aprendizaje, generación de ciencia e innovación.

La diversidad de instituciones que conforman el consorcio exigió y propició la creación de una metodología única de negociación que ha permitido, además de adquirir productos de información científica especializados, desarrollar proyectos conjuntos que mejoran las capacidades institucionales en negociación y racionalización de los recursos, publicación, visibilidad de la producción e impacto científico, desarrollo de redes y comunidades académicas e investigativas.

Importancia del Consorcio Colombia para la educación y la ciencia en el país


Actualmente se benefician más 1.188.792 usuarios de la información pertenecientes a las 61 instituciones que conforman el Consorcio. De los 35 centros e Institutos de investigación reconocidos por Minciencias y que adelantan proyectos de alto impacto en diferentes campos del conocimiento, 15 tienen acceso a los recursos suscritos a través del Consorcio Colombia, porque pertenecen a él de manera independiente o porque dependen de alguna de las universidades que conforman el Consorcio. Esto quiere decir que el 42.9% de los centros o institutos de investigación del país, acceden a las 6 bases de datos de alto impacto que se tienen en la actualidad.


Es tal su importancia que entidades como la Asociación Colombiana de Universidades - ASCUN - y los Ministerios de Educación y Ciencia, Tecnología e Innovación, lo tienen dentro de sus proyectos estratégicos.


Beneficios de los consorcios bibliotecarios


Son muchos los beneficios que una institución puede obtener por pertenecer a una iniciativa como el Consorcio Colombia, algunas de las más relevantes pueden ser:

  • Ahorro en las suscripciones anuales a los recursos electrónicos: Definitivamente este es el motivo principal que mueve tanto a los consorcios como a los clubes de compras en las bibliotecas. En el caso de las instituciones que conforman el Consorcio Colombia, el ahorro anual puede oscilar entre un 20% y 40% de la inversión individual para cada biblioteca.

  • Capacidad de negociación: Suscribir consorciadamente permite a las bibliotecas generar capacidades de negociación en masa y por volumen, dándoles la capacidad que antes no tenían de proponer condiciones y exigir beneficios a los proveedores. Siendo siempre respetuosas de generar y mantener relaciones mutuamente beneficiosas.

  • Acceso a mayor contenido académico y científico de calidad: Al negociar conjuntamente se pueden acordar acceso a nuevos contenidos. Es el caso del Consorcio Colombia, pues entre todos los editores inscritos los usuarios del consorcio pueden acceder a más 25 mil libros electrónicos y alrededor de 8.300 revistas científicas disponibles de todas las disciplinas.

  • Innovación y nuevos proyectos de desarrollo bibliotecario: Acuerdos transformativos y mejoramiento en las condiciones de pago por publicar - APC -que favorezcan las publicaciones científicas de las instituciones pertenecientes al consorcio y le den visibilidad a los investigadores o la creación de redes y grupos de trabajo en pro del desarrollo bibliotecario. En el Consorcio Colombia estas acciones se ha convertido en el escenario para el desarrollo de proyectos estratégicos y de alto impacto que favorece tanto la visibilidad, como la gestión en las bibliotecas universitarias y en las instituciones a las que pertenecen.

La historia ha demostrado que las bibliotecas tienden a desarrollar parte de sus funciones como organizaciones cooperativas. Este proceso que empezó lentamente como una forma de mejorar y potencializar sus servicios se ha consolidado y acelerado gradualmente, adoptando diversas formas, hasta llegar al nivel de los consorcios actuales, estrategia se concibe como uno de los acontecimientos más destacados en relación a la evolución de las bibliotecas en el mundo y particularmente en Colombia.

 

Hernán Alonso Muñoz. Colombia. Bibliotecólogo, Especialista en Literatura y Magíster en Historia. Actualmente soy el Director Académico y Científico en Consortia SAS. He sido profesor de pre y posgrado y conferencista en eventos académicos a nivel nacional e internacional, con publicaciones científicas y académicas sobre historia de la cultura, bibliotecas académicas, bibliotecas públicas y literatura.

Redes y contacto: @hernan.mvelez


César Augusto Marín Vélez. Colombia.

Comunicador Social, Especialista en Gestión Empresarial. Actualmente soy el Coordinador de Comunicaciones de Consortia SAS.

Desde mi formación y experiencia, he trabajado en diferentes propuestas académicas que se desarrollan en torno a las particularidades culturales, propiciando el nexo entre la comunicación y la educación.

Redes y contacto: @cesarm.velez